Condenan a entre 5 y 12 años de prisión a cinco expolicías acusados de colocar drogas al periodista ruso Iván Golunov

Publicado:
28 may 2021 12:41 GMT

Los exagentes han sido acusados ​​de abuso de poder, falsificación de pruebas y tráfico de drogas.

El Tribunal de la сiudad de Moscú ha condenado este viernes a penas de prisión de entre 5 y 12 años a cinco expolicías moscovitas por abuso de poder y falsificación de pruebas en el caso del periodista Iván Golunov, acusado en junio de 2019 de un intento de tráfico de drogas a gran escala, del que fue exonerado días después.  

Los condenados son exagentes del Departamento para combatir el tráfico ilícito de drogas de una de las delegaciones moscovitas del Ministerio del Interior: Denís Konoválov, Akbar Sergalíev, Román Feofánov, Maxim Umetbáev, así como su exjefe, Ígor Liajovets. Konoválov, quien se había declarado culpable, ha sido sentenciado a cinco años de prisión, mientras que Liajovets ha sido condenado a 12 años y los demás a ocho.

Además, todos han sido despojados de sus títulos y no podrán ocupar puestos en las agencias de aplicación de la ley durante cierto tiempo después del cumplimiento de sus condenas. Por otro lado, el tribunal también ha decidido satisfacer la demanda civil de Golunov, a quien cada uno de los acusados deberá compensar con un millón de rublos (unos 13.600 dólares).

Según los datos de la investigación, en junio de 2019 los policías condenados pusieron drogas en la mochila y en el apartamento de Iván Golunov con el objetivo de procesarlo ilegalmente. Los exagentes fueron acusados ​​de abuso de poder, falsificación de pruebas y tráfico de drogas.

Caso Golunov

El caso de este periodista de investigación tuvo una gran repercusión en 2019, generando descontento social y numerosas preguntas acerca de la legitimidad de la persecución.

Golunov permaneció detenido dos días y el 8 de junio se dictó arresto domiciliario contra él. El 11 de junio el periodista fue liberado por ausencia de pruebas de su culpabilidad: se consideró que las drogas fueron colocadas a propósito y que el caso estuvo motivado por sus investigaciones periodísticas.

Los policías que detuvieron al periodista y su jefe fueron suspendidos y después expulsados del cuerpo. 

Todavía se desconoce quién habría sido la persona que encargó inculpar a Golunov, que declaró en su momento que no descarta que el caso esté relacionado con su investigación de los vínculos entre mafias, autoridades y servicios de seguridad en el negocio de las funerarias de Moscú.

Si te ha parecido interesante, ¡compártelo con tus amigos!

Últimas noticias

Lee también