El Clínic realiza unas 20 cirugías de voz al año en mujeres trans

La glotoplastia es un proceso quirúrgico a través del cual las mujeres trans adquieren una voz más femenina. La voz en la mujer trans resulta esencial para conectar de forma coherente su aspecto exterior con su personalidad. El Hospital Clínic de Barcelona es el único centro sanitario público de Catalunya que realiza estas cirugías, las cuales se llevan a cabo en la consulta especializada de voz del Servicio de Otorrinolaringología.

Desde hace tres años, estas intervenciones forman ya parte de la cartera de servicios del Servei Català de la Salut (CatSalut). Antes el colectivo tenía que acudir a la sanidad privada. Comunidades como Madrid y Andalucía también tienen esta cirugía incorporada a su cartera de servicios públicos, pero no son mayoría en España. El Clínic, que comenzó a hacer estas cirugías en 2017 con un estudio piloto en el que participaron ocho pacientes, opera a una veintena de mujeres cada año.

«Entre un 70% u 80% de las pacientes están muy satisfechas. Es una técnica que está dando buenos resultados y la mayoría, al cabo de un año, la volvería a hacer», explica a este diario la otorrinolaringóloga y logopeda del Clínic Isabel Vilaseca.

¿Qué es la glotoplastia?

La glotopastia consiste en la reducción del volumen de la cuerda vocal con láser. Dura una hora y media y se realiza sin necesidad de hacer incisiones exteriores, ya que todo el procedimiento se hace por dentro la boca y no por fuera.

Todas las pacientes que se acogen al programa de glotoplastias del Clínic proceden de la Unitat Trànsit (que se dedica a la atención de la salud de las personas trans) del centro de atención primaria (CAP) Manso, en Barcelona.

La voz femenina posee diversas cualidades específicas en cuanto a su agudeza, timbre, modulación, intensidad, gestualidad e, incluso, vocabulario, lo cual conlleva la rápida asignación nel género femenino. Por eso resulta imprescindible trabajar todos los aspectos de manera coordinada con la ayuda de un equipo experto, destacan desde el Clínic.

Sin contraindicación

La glotoplastia no tiene ninguna contraindicación, aunque resulta preferible hacer la intervención en las cuerdas vocales sin que haya una patología previa para conseguir resultados óptimos. Además, no hay una edad límite para realizar la feminización vocal y cada caso es individualizado.

El programa de glotoplastias del Clínic incluye una exploración exhaustiva de la laringe para descartar patologías asociadas, seguida de un tratamiento logopédico específico para feminizar la voz. Después se realiza la cirugía si el tratamiento no ha sido suficiente y finaliza con la rehabilitación vocal postquirúrgica.

La operación, que se hace con anestesia general, consiste en modificar la medida de las cuerdas vocales, ya que la laringe de las mujeres es más pequeña que la de los hombres. Se realizan dos puntos de sutura en la comisura y en el tercio anterior de las cuerdas vocales para acortarlas unos milímetros. Después, con el láser, se aumenta su tensión y se reduce la masa para que la voz suene más aguda.

Tras la operación, las pacientes acostumbran a estar 24 horas ingresadas. Continúan la recuperación en casa durante 10 días en silencio. La operación es irreversible.

¿Qué ocurre con los hombres trans?

Noticias relacionadas

Como explica Vilaseca, el Clínic apenas tiene demanda de pacientes que quieran masculinizarse la voz (hombres trans) porque la testosterona que ellos toman les agrava la voz sin necesidad de cirugía. «Las mujeres en la laringe tenemos receptores de testosterona. Un hombre trans que además toma testosterona consigue que el músculo de la laringe se haga más grande y se le agrave la voz», cuenta esta otorrinolaringóloga.

Según ella, además, en el futuro habrá muchas mujeres trans que no tengan que acudir a las glotoplastias si hicieron el tránsito (de hombre a mujer) muy jóvenes. «Si una persona hace el tránsito por ejemplo a los 13 años ya no necesitará esta cirugía», señala.

Últimas noticias

Lee también