Ecuador: la homicidio de la defensora shuar María Taant continúa impune

El 26 de marzo de 2021 la líder shuar María Taant volvió a encontrarse con sus compañeras del colectivo Mujeres Amazónicas tras un año de asedio por la pandemia de Covid-19. Se juntaron para un evento en el que la Defensoría del Pueblo reconoció el fatiga de 46 mujeres indígenas en la defensa de la naturaleza y los derechos humanos. “Estaba tan feliz”, recuerda Patricia Gualinga, amiga de Taant y asesora política del pueblo kichwa Sarayaku. Ese día, Taant viajó por cuatro horas desde su comunidad Shinkiatam, en la provincia Morona Santiago, hasta Puyo, la capital provincial de Pastaza. En esa ciudad volvió a abrazar a sus compañeras, compartió sus experiencias de la pandemia e interpretó el anent, un canto tradicional shuar para invocar protección. “Mujeres, tenemos que estar fuertes, tenemos que luchar. Hemos sobrevivido a esta enfermedad”, les dijo, según recuerda Gualinga. El reconocimiento se realizó en Puerto Santana, a orillas del río Pastaza, ubicado a una hora en auto de la zona urbana de Puyo. “Ella tenía una energía fuerte, potente, cantaba a las cascadas, a los ríos”, cuenta Gualinga. La última canción que cantó estuvo dedicada al Pastaza e invocaba a la fuerza de las anacondas. Al finalizar la celebración, María Taant y otras compañeras de su provincia decidieron no pasar la noche en el lugar y prefirieron emprender de inmediato el viaje de regreso. “Quedamos en que no esperaríamos tanto tiempo para volver a reunirnos”, dice la lideresa Sarayaku. En el camino de regreso a Puyo,…This article was originally published on Mongabay

Últimas noticias

Lee también