La defensa de Los Dinamos, el bosque que cobija al último río orgánico de la Ciudad de México

Cuando era niña, a Claudia Bernal le fascinaba rodar desde lo alto de las colinas verdes que había en el predio conocido como La Cañada. La sombra de los árboles caía en el suelo de esa área que marcaba la entrada al Bosque de la Cañada de Contreras, uno de los últimos ecosistemas con gran variedad de especies en la Ciudad de México. presente, a sus 30 años de edad, Claudia es una de las jóvenes que defienden al bosque y al río Magdalena y se oponen a un proyecto impulsado por la inmobiliaria banda Frisa. El bosque de la Cañada de Contreras, más conocido como Los Dinamos, se ubica en el pueblo originario Magdalena Atlitic, en la alcaldía Magdalena Contreras, al suroeste de la Ciudad de México. Tiene una superficie de 3.100 hectáreas que fueron decretadas en 1932 como Zona Protectora Forestal; 77% de ese territorio es propiedad comunal. En toda esa área boscosa, clasificada como suelo de conservación, hay pequeñas cascadas y arroyos que desembocan en la cuenca del río Magdalena, el último afluente vivo y saludable de la Ciudad de México. Claudia recuerda con nostalgia ese terreno conocido como La Cañada que presente está en disputa entre comuneros y habitantes del pueblo originario con banda Frisa, cuyos representantes aseguran contar con la escritura que avala a la empresa como propietaria, desde 1968, de 113 hectáreas de esa área forestal que forma parte de la exhacienda La Cañada. Los comuneros de Magdalena Atlitic reclaman que ellos tienen documentos…This article was originally published on Mongabay

Últimas noticias

Lee también