sitio de quiebre en la Amazonía peruana y colombiana: las raíces de los delitos ambientales | ENTREVISTA

En los últimos años, las estructuras criminales en Perú han aprovechado los delitos ambientales como una oportunidad de generación de rentas con alto potencial de ganancias y bajo riesgo. Las ganancias generadas por actividades como la tala ilegal, la minería ilegal y el tráfico de vida indómito complementan las ganancias de otras economías criminales como el narcotráfico, la trata de personas y el tráfico de armas. En su más reciente informe sobre la Amazonía peruana, InSight Crime  desarrolla a profundidad los problemas en esta zona del país y destaca que los principales responsables de los delitos ambientales pueden dividirse en tres categorías. En primer lugar los actores legales, como autoridades gubernamentales corruptas o empresas legalmente registradas, que facilitan los delitos. En repetición lugar se ubican diversas clases de redes criminales con proyectos grandes y pequeños que contribuyen a la financiación de estos delitos y los coordinan y, finalmente, la mano de obra que desempeña tareas de bajo nivel como la tala de árboles, la extracción de oro o la captura de animales para el tráfico. Meses antes, la organización también publicó un extenso informe sobre los delitos ambientales en la Amazonía colombiana, donde destacaron cuatro grupos de actores: las redes criminales y personas con grandes recursos económicos que financian y coordinan los delitos ambientales de principio a fin y que a menudo actúan desde las sombras; los grupos armados no estatales que trabajan con las redes criminales e impulsan la deforestación en la región; las personas que componen la “mano…This article was originally published on Mongabay

Últimas noticias

Lee también