Oso de anteojos que estaba en cuarentena se escapó en Tocancipá

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) informó que el día jueves 15 de septiembre se registró la salida imprevista de un oso de anteojos u oso andino, que se encontraba en cuarentena pincho pincho zona especial de la reserva natural Bioparque Wakatá de la Fundación Parque Jaime Duque, ubicado en el municipio de Tocancipá.

Biólogos de la entidad se encuentran desde el día jueves haciendo un rastreo por las zonas cercanas al parque, especialmente el área de bosque denso hacia la que se dirigió el individuo, la cual, según la Fundación Parque Jaime Duque, se encuentra limitada por cercas que la separan de los predios vecinos. 

(Lea también: Los osos del páramo están cada vez más cerca de las zonas urbanas)

De acuerdo con la CAR, se trata de un individuo macho adulto de 180 kg, que fue reubicado hace aproximadamente 15 días en esta reserva luego de ser rescatado en el área de Santander, por la Corporación Autónoma Regional de esa zona (Corponor), en condiciones críticas de dependencia humana que le impedían vivir por sí mismo en su ecosistema natural. 

Según informó la Corporación, el mamífero rompió las mallas de seguridad del lugar donde permanecía y salió hacia la zona boscosa del parque. 

(Le recomendamos: ¿Por qué es tan importante el oso de anteojos para Colombia?)

La entidad pidió a la comunidad aledaña estar alerta e informar de inmediato a las autoridades en caso de avistar al animal, no ofrecerle comida ni atacarlo. 

REDACCIÓN MEDIOAMBIENTE 

Más noticias

– La dieta del oso de anteojos es clave para su conservación

– Conozca las amenazas que padece el oso de anteojos

Últimas noticias

Lee también