Biden duplica la meta de reducción de emisiones de EEUU al menos a la mitad en 2030

  • El presidente se compromete a reducir a la mitad la emisiones de efecto invernadero durante la próxima década
  • Los grandes líderes mundiales se sientan en la mesa virtual para celebrar el regreso estadounidense

El mundo necesita a Estados Unidos si quiere prevenir los efectos más catastróficos del cambio climático. No se explica de otra manera que los pesos pesados mundiales sin excepción se hayan puesto ordenadamente en la fila para hacer realidad una de las promesas de campaña del hoy presidente Joe Biden. La primera jornada de su cumbre virtual de líderes sobre el clima ha servido para constatar que el mundo está dispuesto a dar una nueva oportunidad al país que más ha contribuido históricamente al calentamiento global, a pesar de su oscilante compromiso con la salud del planeta, caprichosamente sujeto a sus ciclos políticos. La Casa Blanca ha querido remarcar que está de vuelta anunciando nuevos objetivos en la reducción de emisiones, como han hecho también Canadá, Japón o Corea siguiendo la estela de la Unión Europea y el Reino Unido. 

La renovada disposición de Washington a recuperar el liderazgo mundial en la materia, dilapidado tras los años de negacionismo climático de Donald Trump, ha sido ampliamente celebrada por sus aliados. El primer ministro británico Boris Johnson ha agradecido a Biden que “devuelva a EE UU a la primera línea de la lucha contra el cambio climático”, mientras que la canciller Ángela Merkel recalcó que “no hay ninguna duda de que el mundo necesita la contribución” estadounidense. Sus rivales geopolíticos han preferido ahorrarse los parabienes, en algunos casos, para lanzar críticas veladas al valor de la palabra de la primera potencia mundial, que no llegó a ratificar los Acuerdos de Kyoto firmados por Clinton en 1998 cuando su sucesor republicano se instaló en la Casa Blanca y que rompió con el pacto de París impulsado por Obama cuando Trump tomó el relevo. 

Voluntad de cooperación entre rivales

Rusia trata sus compromisos internacionales con el mayor respeto”, dijo el presidente ruso Vladimir Putin. Lo cierto, pese a todo, es que hay voluntad de cooperación ante una emergencia climática que solo se atreven a negar la derecha estadounidense y sus rocambolescos clones foráneos, como puso de manifiesto también el acuerdo de la semana pasada de los diplomáticos estadounidenses con China. Los datos científicos no dejan espacio a la duda. La pasada década registró las mayores temperaturas nunca registradas. La concentración de gases de efecto invernadero siguió aumentando en 2019 y 2020, incluso con el mundo parado por la pandemia. Y el aumento de la temperatura global ronda ya los 1.2 grados centígrados respecto a sus niveles preindustriales, según Naciones Unidas, una cifra cercana al precipicio de los 1.5 grados que aspira a prevenir el Acuerdo de París del 2015. 

“Necesitamos un planeta verde, pero el mundo está en alerta roja”, advirtió el secretario general de la ONU, Antonio Guterres tras celebrar la vuelta al ruedo de EE UU. “Estamos al borde del abismo. Debemos asegurarnos de que el próximo paso se da en la dirección correcta”. Con los compromisos vigentes hasta la semana pasada, el mundo se encaminaba hacia un estrepitoso siniestro, en forma de extinción masiva de especies, acidificación de los océanos, inundación de las zonas litorales y toda clase de eventos meteorológicos extremos porque, según los cálculos del Climate Action Tracker, con esos compromisos la temperatura global crecerá en 2.7 grados. 

Japón, Corea, Canadá y Argentina anuncian también metas más ambiciosas en la lucha contra el cambio climático

De ahí que los nuevos objetivos anunciados este jueves por EE UU, Canadá o Japón, así como los del continente europeo, inviten a albergar un poco de optimismo. Ninguno de ellos es un gesto de generoso altruismo, sino que forman parte de las obligaciones adquiridas en París por todos los firmantes del pacto, obligados a incrementar sus metas en la reducción de emisiones antes de la COP26 que la ONU celebrará en noviembre en Glasgow. “Estar a la altura del momento implica algo más que preservar nuestro planeta”, dijo Biden al inaugurar una cumbre virtual que estuvo plagada de errores técnicos en su transmisión. “Implica construir un futuro mejor para todos nosotros”. Esos errores hicieron que se dejara al chino Xi Jingping sin traducción durante parte de su discurso o que se cortara a las bravas al francés Emmanuel Macron para dejar paso a Putin.

Reducción de emisiones de Biden

Biden concibió su discurso con la vista más puesta en la audiencia estadounidense que mundial, por lo que quiso enfatizar los beneficios para el empleo que acarrearía su plan para reducir hasta en un 52% las emisiones contaminantes durante la próxima década respecto a los niveles del 2005. Esa meta es la más ambiciosa fijada nunca por un líder estadounidense, más del doble de lo que prometió Obama en 2015, pero no llega a lo comprometido por europeos y británicos. También está por debajo del 60% aproximado que se hubiera necesitado, según el Climate Action Tracker, para mantener la temperatura global por debajo de los 1.5 grados y permitir a EE UU descarbonizar completamente su economía en 2050. 

Noticias relacionadas

Hay otro problema: la distancia que existe entre el dicho y el hecho. Algo que conocen bien líderes mundiales como Johnson o el brasileño Jair Bolsonaro, que prometen una cosa con una mano y hacen lo contrario con la otra, según denuncian organizaciones como Greenpeace. En este caso, las ambiciones de Biden están en gran medida supeditadas a que el Congreso apruebe su masivo plan de infraestructuras, o lo que es lo mismo, a merced de unos republicanos que ‘creen’ que los unicornios existen y que los polos se están derritiendo porque casualmente hace mucho calor. Su líder en el Congreso respondió afirmando que “el pueblo estadounidense no aceptará compromisos arbitrarios” que “podrían tullir nuestra economía”. 

Los países ricos también están lejos de cumplir su promesa de aportar 100.000 millones de dólares para ayudar a los más pobres a hacer frente a los impactos más adversos del clima. Líderes como el indonesio afirmaron que, sin ellos, no pueden si quiera plantearse alcanzar las emisiones neutras en 2050. 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Rusia concluye conquista de Severodonetsk

El ejército ruso concluyó e...

SIP presentará libro para analizar la libertad de prensa

La corporación Interamericana de Prensa (SIP) y la Universidad Católica Andrés Bello (UCAB), de Venezuela, lanzan el libro Índice Chapultepec de Libertad de Expresión y Prensa, una medición de la libertad de prensa en 22 países de las Américas entre 2019-2020 y 2020-2021.El libro recoge las acciones que garantizaron y obstruyeron la libre circulación de ideas, el acceso a la información pública, el ejercicio del periodismo, la actividad de los medios, la aplicación de medidas de protección a periodistas y la viabilidad económica de la prensa.En la presentación virtual el 28 de junio de 2022, a la 1 pm (hora de Miami) participarán representantes de la SIP y de la UCAB. El texto es de distribución gratuita. El Índice fue elaborado por más de 300 personas, entre expertos, corresponsales, profesores, diseñadores y representantes de la SIP. Es auspiciado por Grupo Sura y Grupo Bolívar y Fundación Bolívar, ambas de Colombia, y la Fundación Edward y Karen Seaton de Estados Unidos. RELACIONADAS Nacional La SIP anatema los proyectos de ley en RD que amenazan la libertad de prensa y la labor periodística América Latina SIP: En el 2022 van 19 periodistas asesinados en América El resultado del nuevo Índice será expuesto en la Asamblea General de la SIP a realizarse en Madrid, España, del 27 al 30 de octubre.La SIP es una organización sin fines de lucro dedicada a la defensa y promoción de la libertad de prensa y de expresión en las Américas. Está compuesta por más de 1.300 publicaciones del hemisferio occidental; y tiene sede en Miami, Florida, Estados Unidos.

Los perros más feos 2022

Con su lengua siempre de lado, "Sr. Rostro Feliz" le hace justicia a su nombre. Pero este can es más que alegría, conquistando con sus atributos a un jurado en California que este viernes lo coronó como "El can más feo del mundo"El crestado chino de 17 años disputó el premio con otros nueve competidores en el regreso del concurso que durante décadas se ha celebrado en la feria de Sonora-Marin, celebrada anualmente en Petaluma, California.Entre los candidatos se encontraba el peludo "Cosa Salvaje", el coqueto "Liberace", el pug "Jinny Lu", y "Mono", un grifón de Bruselas."Sr. Rostro Feliz" tiene un penacho blanco y orejas cortas. Fue su alegría lo que cautivó a su tutora, Jeneda Benally, quien lo adoptó el año pasado durante la pandemia.Cuando Benally llegó a la perrera en Arizona, escuchó hablar de un perrito anciano y con algunos problemas de salud. "El equipo trataba de prepararme para lo que estaba por ver", recontó Benally en la introducción de "Sr. Rostro Feliz" para el concurso. https://resources.diariolibre.com/images/2022/06/25/un-hombre-con-un-can-8c0089a8.jpghttps://resources.diariolibre.com/images/2022/06/25/ap22176078372747-f527c64a.jpghttps://resources.diariolibre.com/images/2022/06/25/ap22176087374481-4e859cd7.jpghttps://resources.diariolibre.com/images/2022/06/25/la-cara-de-una-persona-con-un-can-3be1e4e1.jpghttps://resources.diariolibre.com/images/2022/06/25/ap22176111340698-a8ea4fee.jpghttps://resources.diariolibre.com/images/2022/06/25/una-persona-haciendo-gestos-con-la-cara-pintada-1025e0b6.jpghttps://resources.diariolibre.com/images/2022/06/25/una-persona-haciendo-gestos-con-la-cara-pintada-2d5d178d.jpg "Vi una criatura que de hecho era viejo, necesitaba otra oportunidad y merecía amor", resume Benally, quien cuenta además como este perrito enfrentó además una vida de "abuso y negligencia".Benally habla del historial médico de "Sr. Rostro Feliz", pero dedica más tiempo a describir sus cualidades."Sus aficiones son ser intrépidamente adorable, invocar su privilegio de mayor edad entre sus hermanos peludos de 4 y 3 patas y comer cosas apestosas", dice la tutora."No le gusta subir escaleras, llevar pañales, compartir la cama, no ser el centro de mi universo y los besos de mamá".El concurso del can más feo del mundo se precia de ser un espacio para gritar al mundo que "el pedigrí no define a la mascota"."cans de todas las razas y tamaños han calentado nuestros corazones y han llenado nuestras vidas de amor incondicional", dicen los organizadores.Benally, cuya vida fue transformada por "Sr. Rostro Feliz", concuerda. "Creo que esta humilde alma también está siendo un ejemplo, de forma volátil, para ayudar a los humanos a darse cuenta de que incluso los cans viejos también necesitan amor y una familia".

Tres personas mueren carbonizadas en accidente aéreo

Tres personas murieron este sábado carbonizadas en el estado brasileño de Sao Paulo después de que la aeronave que las transportaba cayó en una plantación de eucaliptos y se incendió, según informaron los organismos de socorro. El Cuerpo de Bomberos del estado de Sao Paulo (sureste) comunicó en sus redes sociales que al mediodía de este sábado (15.00 horas GMT), el avión "de pequeño porte" cayó próximo a la carretera Vicinal Roberto Ferraz de Souza, en el bailío de Salto de Piraporá. "Un matrimonio (el piloto y su esposa) y una empleada de la pareja murieron. Se presentó un incendio y la aeronave fue totalmente consumida por el fuego", apuntaron los Bomberos. El estatal Centro de Investigación y Prevención de Accidentes Aeronáuticos (Cenipa) y las autoridades iniciaron las investigaciones para determinar la causa del accidente del monomotor. Según medios locales, la pareja era dueña de una empresa de saneamiento básico que presta servicios en Sorocaba, la principal ciudad próxima del accidente y distante 121 kilómetros de Sao Paulo, la capital regional del estado homónimo. En la misma plantación de eucaliptos, en Salto de Piraporá, se registraron otros dos accidentes aéreos similares en los últimos años, con las tres aeronaves saliendo del mismo aeropuerto rural del que había despegado el avión de este sábado. En 2018, un piloto de 71 años y un pasajero de 65 salieron ilesos de la caída de la aeronave en la que se trasportaban y que quedó enredada entre los eucaliptos. Dos años antes, un hombre murió y una mujer resultó gravemente herida en otro accidente a sólo un kilómetro del ocurrido este sábado.

Lee también

Artículos relacionados