Bolivia presenta el armamento y las municiones enviadas por Argentina y Ecuador al régimen de Jeanine Áñez

«Podemos ver que existía un plan continental para reprimir al pueblo boliviano», destacó el ministro Eduardo del Castillo, señalando que en «la hoja de ruta» estaría involucrado EE.UU.

El ministro de Gobierno de Bolivia, Eduardo del Castillo, presentó este lunes el armamento y municiones enviados desde Argentina, durante la gestión de Mauricio Macri, y Ecuador, bajo el mandato de Lenín Moreno, en noviembre de 2019 a la administración de facto de Jeanine Áñez, tras el golpe de Estado contra el entonces presidente Evo Morales.

«Solo para la Policía Boliviana ingresó de manera irregular, sin cumplir con la normativa legal vigente, cerca de 27.000 cartuchos de perdigón de goma, 28 gases aerosol, 19 gases aerosol, 55 granadas CN, 53 granadas de gas H, 19 granadas de gas CS», dijo Del Castillo en conferencia de prensa.

El ministro presentó una cronología de la llegada del armamento. Recordó que el golpe contra Morales ocurrió el 10 de noviembre y un día después ya hubo «masacres en la Zona Sur de La Paz, dejando personas fallecidas y decenas de heridos y detenidos», debido a la represión que hicieron las fuerzas policiales y militares contra la población que se oponía al golpe.

De acuerdo con el funcionario, ese mismo día, el entonces embajador de Argentina, Normando Álvarez García, envió una nota a la Cancillería boliviana «solicitando la autorización para el ingreso de personal, material y equipamiento para que la Agrupación de Fuerzas Especiales ‘Alacrán’ de la Gendarmería Nacional Argentina las usara en el Estado Plurinacional de Bolivia».

El 12 de noviembre, Áñez se autoproclama mandataria de Bolivia y el mismo día el Instituto de Investigaciones Técnico Científico de la Universidad Policial (IITCUP) boliviana «autorizó la internación y el porte temporal en Bolivia de armas de fuego, municiones y materiales relacionados al personal de la Agrupación de Fuerzas Especiales ‘Alacrán’ de Argentina», comentó el ministro.

A la madrugada del siguiente día arribó el material antidisturbios a La Paz, en un vuelo de un avión Hércules C-130.

«Hay dos tipos de materiales que ingresaron al país ese 13 de noviembre. Uno de manera legal que fue autorizado por el IITCUP con nota previa en Cancillería, específicamente para brindar seguridad a la Embajada de Argentina, y otro armamento antidisturbios no autorizado, que no cuenta con ningún registro formal ni siguió los procedimientos establecidos en la Ley 400», detalló Del Castillo.

El material que arribó se entregó tanto a las Fuerzas Armadas como a la Policía, añadió el ministro.

La normativa violada que menciona el funcionario, la Ley 400, es la que tiene por objeto normar, regular y controlar la fabricación, importación, exportación, internación temporal y otras actividades relacionadas con armas de fuego, municiones y explosivos, entre otros, en el marco de la Seguridad y Defensa del Estado y de la Seguridad Ciudadana en Bolivia.

«El gabinete de la muerte» y el envío desde Ecuador

En su relato, Del Castillo contó que el 14 de noviembre se hizo una reunión del gabinete de gobierno de Áñez, que fue denominado «el gabinete de la muerte», y donde Roxana Lizárraga, designada como ministra de Comunicación, «consigue el envío de material antidisturbios desde el Ecuador». También, se promulgó el Decreto Supremo 4078, que eximía de responsabilidad penal a las Fuerzas Armadas.

El 15 de noviembre ocurrió la represión y la masacre por parte de policías y militares en la localidad de Huayllani, en el municipio de Sacaba del departamento de Cochabamba, cuando miles de campesinos de la región de Chapare caminaban en dirección a La Paz, donde tenían previsto manifestarse en contra la administración de Áñez. El saldo de esta matanza fue de 12 fallecidos y 125 heridos.

Un días después, «el gobierno de Añez gestionó que una aeronave boliviana transportara desde Ecuador proyectiles y granadas antidisturbios«, dijo Del Castillo.

El 19 de noviembre ocurre una nueva masacre, la de Senkata, en la ciudad de El Alto, cuando un violento operativo policial y militar contra manifestantes acabó con la vida de 10 personas.

Hoja de ruta de EE.UU.

«Hasta aquí podemos ver que existía un plan continental para reprimir al pueblo boliviano», enfatizó el ministro de Gobierno.

Señaló que esto no solo consistió en el pedido de material antidisturbios a Argentina y Ecuador a partir del golpe de Estado contra Morales, sino que se trataría de un plan que venía organizado desde julio de 2019 e involucra a EE.UU.

En la conferencia de prensa, Del Castillo hizo referencia a que el 24 de julio de ese año, el entonces subsecretario de Estado Adjunto de EE.UU. para Asuntos del Hemisferio Occidental del gobierno de Donald Trump, Kevin O’Reilly, llegó a Bolivia y se reunió con personeros de las embajadas de Perú, Argentina, Brasil, la Organización de Estados Americanos (OEA) y la Unión Europea e insinuó la posibilidad de «un supuesto fraude electoral en las elecciones de octubre sin presentar prueba alguna».

Entonces, a partir del 20 de octubre de 2019, cuando Bolivia celebró los comicios, en los que Morales resultó reelecto, comenzaron las acciones políticas y movilizaciones por un supuesto fraude electoral «tal cual estaba estipulado en el manual», indicó el funcionario, lo que terminó con el golpe de Estado el 10 de noviembre.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Lluvias en Colombia se han recrudecido en los últimos 10 años

La tendencia acuse que la cantidad de lluvia ha venido aumentado. Riesgos y desastres también.

ONU: el cambio climático móvil ya más desplazados que los conflictos

El año caducado hubo 23,7 millones de desplazamientos por desastres como tormentas e inundaciones.

Nieve en Sumapaz: las sorprendentes imágenes de la nevada en Bogotá

El inusual fenómeno sorprendió a los habitantes de la zona agreste de la capital del país.

Parlamento de Ecuador convoca debatir destitución presidente

El presidente de la congregación Nacional (Parlamento) de Ecuador, Virgilio Saquicela, convocó para este sábado por la tarde una sesión para debatir como único punto del día un pedido de destitución del presidente, Guillermo Lasso, quien lo ha facultado de un intento de golpe de Estado en su contra.La convocatoria, confirmada por Efe, fue realizada este viernes a petición de al menos un tercio de los asambleístas bajo la causal de bajo conmoción interna debido a la ola de protestas contra el alto costo de la vida y las políticas económicas del Gobierno de Lasso. RELACIONADAS Resto del mundo Lasso denuncia un intento de golpe de Estado detrás de las protestas en Ecuador La activación del procedimiento de destitución presidencial ya había sido anticipada este viernes por la mañana por un grupo de asambleístas afines al expresidente Rafael Correa y por un sector del movimiento indigenista y plurinacional Pachakutik, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), principal promotora de las protestas.La sesión del Legislativo ecuatoriano se desarrollará en la sede de la congregación, a escasa distancia de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y del aledaño parque de El Arbolito, que durante los dos últimos días ha sido escenario de un enfrentamiento casi constante entre manifestantes y fuerzas de seguridad. RELACIONADAS Resto del mundo Rafael Correa propone una recogida de firmas para revocar al actual presidente de Ecuador La ley orgánica de la congregación obliga a que la sesión para debatir la destitución presidencial se convoque en menos de 24 horas desde la presentación de la solicitud, y a ella también está convocado el mismo presidente para exponer sus alegaciones.72 horas para votarLuego del debate, el Parlamento tiene 72 horas para votar la continuidad del apoderado, para lo que requiere una mayoría de dos tercios, equivalente a 92 de los 137 asambleístas.En caso de conseguirlo, el vicepresidente asumiría la Presidencia y el Consejo Nacional Electoral (CNE), en un plazo de siete días tras publicada la resolución, convocaría para una misma fecha a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas. RELACIONADAS América Latina Escala la protesta social en Ecuador y se posterga la posibilidad de diálogo En un mensaje a la nación difundido en televisión y redes sociales, Lasso denunció este viernes un intento de golpe de Estado promovido por los líderes de las protestas e hizo "un llamado a la comunidad internacional para advertir este intento de desestabilizar la democracia en el Ecuador".El apoderado acusó al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, principal promotor de las movilizaciones, de buscar "el derrocamiento del Gobierno"El gobernante agradeció el apoyo ya anticipado de grupos parlamentarios de la oposición como Izquierda Democrática, el Partido Social Cristiano y una parte de Pachakutik, lo que permitiría ganar la moción y quedarse en el poder.Doce días de protestasLas protestas comenzaron el 13 de junio convocadas principalmente por la Conaie, aunque luego también se adhirieron otras organizaciones de campesinos, así como sindicatos y federaciones de estudiantes. RELACIONADAS América Latina Almagro pide diálogo en Ecuador y advierte "discursos golpistas" contra Lasso RELACIONADAS América Latina Ecuador cumple una semana de protestas con el primer manifestante fallecido Desde el movimiento indígena se exige el cumplimiento de un pliego de diez demandas, entre ellas que se reduzcan y congelen los precios de los combustibles, que se controlen los precios de los productos de primera necesidad, que no se privaticen empresas estatales y que no se amplíe la actividad petrolera y minera en la Amazonía.Hasta el momento la movilización deja un ganga de cinco fallecidos y no menos de 200 heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, así como más de 100 detenciones, según organizaciones de derechos humanos.

Lee también

Madrid, Barcelona y San Sebastián, las capitales que mejor cumplen

Las 52 ciudades españolas se encuentran a...

Artículos relacionados