Casi medio millón de muertos por desastres meteorológicos desde el año 2000

  • Los ciclones tropicales son los fenómenos más mortíferos, según un informe de la oenegé alemana Germanwatch dado a conocer con motivo del comienzo de la Cumbre Global de Adaptación al Cambio Climático
  • España empeora por segundo año consecutivo en la clasificación de los países más afectados

Mozambique, Zimbabwe y Bahamas, seguidos por Japón, Malawi y Afganistán, fueron los países más golpeados por fenómenos meteorológicos extremos en 2019, y sufrieron especialmente por tormentas fuertes y ciclones tropicales de alto impacto, según concluye el ‘Global Climate Risk Index 2021’ (Índice de Riesgo Climático Global 2021) que la ONG Germanwatch presenta este lunes, pocas horas antes del inicio de la Cumbre Global de Adaptación al Cambio Climático.

España, por su parte, se sitúa en el puesto número 32º en el ránking, lo que empeora por segundo año consecutivo su posición, ya que hace un año ocupaba el puesto número 38 y hace dos se situaba en el puesto número 47, según el análisis que Germanwatch suele presentar cada año en el marco de la Cumbre de Cambio Climático de la ONU, algo que no pudo hacer a final de 2020 por el aplazamiento del encuentro multilateral hasta noviembre de 2021.

El informe calcula que un total de 475.000 personas fallecieron en todo el mundo entre los años 2000 y 2019 a consecuencia directa de 11.000 fenómenos meteorológicos extremos, como inundaciones, olas de calor y, sobre todo por tormentas y ciclones tropicales, que fue el evento que más perjuicios ocasionó.

Si además de 2019 se tiene en cuenta los países que más han sufrido los efectos de los fenómenos meteorológicos extremos entre 2000 y 2019 son Puerto Rico, Myanmar y Haití los más perjudicados y los que más pérdidas han tenido a consecuencia de eventos extremos, según el Índice de Riesgo Climático Global.

Tormentas, inundaciones y olas de calor

Un año más, el documento de Germanwatch reitera que las personas más vulnerables en los países en desarrollo son las que más sufren los eventos meteorológicos extremos como tormentas, inundaciones y olas de calor, mientras que el cambio climático es visible ya en todo el globo.

Siendo el más mortífero y costoso de los ciclones tropicales en el suroeste del océano Índico, el ciclón tropical ‘Idai’ fue etiquetado como «una de las peores catástrofes relacionadas con los efectos meteorológicos en la historia de África», según recuerda el secretario general de la ONU, Antonio Guterres.

‘Idai’ provocó daños catastróficos y una crisis humanitaria en Mozambique y Zimbabwe y Malawi, y los dos primeros se han convertido en los más afectados por estos fenómenos en todo el planeta en 2019. Se trató de ciclón tropical más mortífero y costoso en la región, con daños por un valor de unos 2.200 millones de dólares (unos 1.807 millones de euros). Además, afectó a unos 3 millones de personas y dejó más de 1.000 víctimas mortales.

Las Bahamas ocupa la tercera plaza después de que sufriera la devastación del huracán ‘Dorian’, que en septiembre de ese año se convirtió en el huracán de categoría 5 más fuerte jamás registrado en el país. Tras su paso, con vientos de más de 300 kilómetros por hora, acabó con la vida de 74 personas, dejó daños por más de 3.400 millones de dólares (2.794 millones de euros) y afectó a 13.000 viviendas.

A este respecto, la directora del Centro de Investigación sobre el Cambio Climático de la Universidad de las Bahamas e investigadora y autora principal del quinto Informe de Evaluación del IPCC, Adelle Thomas, ha manifestado que «desafortunadamente, ‘Dorian’ es un ejemplo de las características cambiantes de los ciclones tropicales que se puede esperar como resultado del cambio climático».

Calentamiento global

«El calentamiento global está relacionado con el aumento de la temperatura de los océanos y la elevación del nivel del mar, lo que da lugar a tormentas que se intensifican rápidamente, se mueven lentamente, tienen altas mareas de tormenta y niveles elevados de precipitación. Dorian exhibió todas estas características con efectos devastadores para nuestra gente, el medio ambiente y la economía», explica.

Por su parte, el director adjunto del Centro de Investigación del Medio Ambiente Mundial del Instituto Nacional de Estudios Ambientales de Japón y uno de los autores principales de los informes quinto y sexto del IPCC, Seita Emori, recuerda que los dos tifones que azotaron Japón en 2019 causaron un daño récord. De hecho, el país del sol naciente ocupa la cuarta posición en el ranking.

«El aumento de las temperaturas de la superficie del mar, impulsado por el calentamiento global inducido por el hombre, fortaleció los tifones de 2019», señala el investigador que considera que mientras el calentamiento global continúe, Japón necesita estar preparado para los daños causados por tifones aún más fuertes.

Uno de los principales resultados del documento del instituto de análisis, según el consultor senior de Germanwatch David Eckstein, es que refleja que los países pobres son los más vulnerables y los que enfrentan mayores retos en la gestión de las consecuencias de los eventos meteorológicos extremos.

«Necesitan urgentemente financiación y asistencia técnica. Por lo tanto, es preocupante que estudios recientes muestran que los 100.000 millones de dólares anuales prometidos por las naciones industrializadas no se han alcanzado y, en segundo lugar, señalan que solamente una pequeña proporción de esta financiación se ha destinado a la adaptación climática», ha apostillado.

Una misión para la cumbre

Por eso, apela a que la Cumbre de Adaptación al Cambio Climático que comienza este lunes aborde estos problemas. «Ocho de cada diez países más afectados entre 2000 y 2019 son países en desarrollo con ingresos per cápita bajos o medios», añade el consultor.

Además, la también investigadora de Germanwatch Vera Kuenzel subraya que los países más pobres son los más azotados por los daños y riesgos y tienen una capacidad menor de superación.

«Países como Haití, Filipinas y Pakistán son repetidamente golpeados por eventos meteorológicos extremos y no tienen tiempo de recuperarse de uno antes del siguiente. Por consiguiente, reforzar su capacidad de resistencia debe abordarse en la adaptación pero también es necesario proporcionarles un apoyo para gestionar las pérdidas y daños», valora.

El informe añade también que desde el año 2000 cerca de 480.000 personas han perdido la vida como consecuencia de 11.000 eventos extremos y las pérdidas económicas alcanzan aproximadamente 2,56 trillones estadounidenses (2.10 billones de euros) –en paridades de poder adquisitivo–. Las tormentas y sus implicaciones directas, como precipitaciones, inundaciones y corrimientos de tierra, fueron la principal causa de los daños en 2019. De los diez países más afectados en 2019, seis fueron golpeados por ciclones tropicales, según el estudio.

Noticias relacionadas

Germanwatch recuerda que diferentes estudios científicos recientes sugieren que tanto la severidad, como el número de los ciclones tropicales aumentarán con cada décima de grado que aumente la temperatura media global.

Para Laura Schaefer de Germanwatch, la pandemia global del COVID-10 ha reiterado el hecho de que los países vulnerables están más expuestos a varios tipos de riesgos –climáticos, geofísicos, económicos y sanitarios– y que la vulnerabilidad es sistémica y está interconectada«.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Lluvias en Colombia se han recrudecido en los últimos 10 años

La tendencia acuse que la cantidad de lluvia ha venido aumentado. Riesgos y desastres también.

ONU: el cambio climático móvil ya más desplazados que los conflictos

El año caducado hubo 23,7 millones de desplazamientos por desastres como tormentas e inundaciones.

Nieve en Sumapaz: las sorprendentes imágenes de la nevada en Bogotá

El inusual fenómeno sorprendió a los habitantes de la zona agreste de la capital del país.

Parlamento de Ecuador convoca debatir destitución presidente

El presidente de la congregación Nacional (Parlamento) de Ecuador, Virgilio Saquicela, convocó para este sábado por la tarde una sesión para debatir como único punto del día un pedido de destitución del presidente, Guillermo Lasso, quien lo ha facultado de un intento de golpe de Estado en su contra.La convocatoria, confirmada por Efe, fue realizada este viernes a petición de al menos un tercio de los asambleístas bajo la causal de bajo conmoción interna debido a la ola de protestas contra el alto costo de la vida y las políticas económicas del Gobierno de Lasso. RELACIONADAS Resto del mundo Lasso denuncia un intento de golpe de Estado detrás de las protestas en Ecuador La activación del procedimiento de destitución presidencial ya había sido anticipada este viernes por la mañana por un grupo de asambleístas afines al expresidente Rafael Correa y por un sector del movimiento indigenista y plurinacional Pachakutik, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), principal promotora de las protestas.La sesión del Legislativo ecuatoriano se desarrollará en la sede de la congregación, a escasa distancia de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y del aledaño parque de El Arbolito, que durante los dos últimos días ha sido escenario de un enfrentamiento casi constante entre manifestantes y fuerzas de seguridad. RELACIONADAS Resto del mundo Rafael Correa propone una recogida de firmas para revocar al actual presidente de Ecuador La ley orgánica de la congregación obliga a que la sesión para debatir la destitución presidencial se convoque en menos de 24 horas desde la presentación de la solicitud, y a ella también está convocado el mismo presidente para exponer sus alegaciones.72 horas para votarLuego del debate, el Parlamento tiene 72 horas para votar la continuidad del apoderado, para lo que requiere una mayoría de dos tercios, equivalente a 92 de los 137 asambleístas.En caso de conseguirlo, el vicepresidente asumiría la Presidencia y el Consejo Nacional Electoral (CNE), en un plazo de siete días tras publicada la resolución, convocaría para una misma fecha a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas. RELACIONADAS América Latina Escala la protesta social en Ecuador y se posterga la posibilidad de diálogo En un mensaje a la nación difundido en televisión y redes sociales, Lasso denunció este viernes un intento de golpe de Estado promovido por los líderes de las protestas e hizo "un llamado a la comunidad internacional para advertir este intento de desestabilizar la democracia en el Ecuador".El apoderado acusó al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, principal promotor de las movilizaciones, de buscar "el derrocamiento del Gobierno"El gobernante agradeció el apoyo ya anticipado de grupos parlamentarios de la oposición como Izquierda Democrática, el Partido Social Cristiano y una parte de Pachakutik, lo que permitiría ganar la moción y quedarse en el poder.Doce días de protestasLas protestas comenzaron el 13 de junio convocadas principalmente por la Conaie, aunque luego también se adhirieron otras organizaciones de campesinos, así como sindicatos y federaciones de estudiantes. RELACIONADAS América Latina Almagro pide diálogo en Ecuador y advierte "discursos golpistas" contra Lasso RELACIONADAS América Latina Ecuador cumple una semana de protestas con el primer manifestante fallecido Desde el movimiento indígena se exige el cumplimiento de un pliego de diez demandas, entre ellas que se reduzcan y congelen los precios de los combustibles, que se controlen los precios de los productos de primera necesidad, que no se privaticen empresas estatales y que no se amplíe la actividad petrolera y minera en la Amazonía.Hasta el momento la movilización deja un ganga de cinco fallecidos y no menos de 200 heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, así como más de 100 detenciones, según organizaciones de derechos humanos.

Lee también

PETA responde al ataque del gobernador Mills a la libertad de expresión

Para publicación inmediata:1 de marzo de 2022Contacto:Brooke Rossi 202-483-7382...

Artículos relacionados