¿La Ciudad de México ya no es de izquierda? La inesperada (y dura) derrota del partido de López Obrador en la capital

Publicado:
8 jun 2021 16:16 GMT

Luchas feministas, tragedia del metro y hartazgo de clases medias explican en parte la debacle oficialista.

Una de las principales sorpresas de las elecciones en México fue la inesperada derrota del oficialismo en la Ciudad de México, ya que el Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), el partido del presidente Andrés Manuel López Obrador, perdió la mayoría de las alcaldías y diputaciones que estaban en juego, lo que representa un duro golpe político para la jefa de Gobierno Claudia Sheinbaum.

A partir de ahora, la científica que fue la primera mujer electa en este cargo se convertirá, también, en la primera que estará obligada a gobernar durante la segunda y última parte de su mandato (que concluye en 2024) con alcaldías en su mayoría opositoras, situación que no tuvieron que enfrentan sus antecesores.

Desde que en 1997 la izquierda ganó con Cuauhtémoc Cárdenas la primera elección de jefe de Gobierno, la capital se fortaleció como un baluarte progresista, ya que de manera ininterrumpida tuvo mayoría en todos los puestos de elección. Se consideraba imbatible.

Actualmente, por ejemplo, Morena gobernaba en 11 de las 16 alcaldías de la Ciudad de México: Álvaro Obregón, Azcapotzalco, Cuauhtémoc, Gustavo A. Madero, Iztacalco, Iztapalapa, Magdalena Contreras, Miguel Hidalgo, Tláhuac, Tlalpan y Xochimilco.

Pero el domingo perdió cuatro de estos cargos estratégicos, lo que implica que la alianza opositora del Partido Acción Nacional (PAN), Partido Revolucionario Institucional (PRI) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) encabezará una mayoría de nueve alcaldías.

En el Congreso local el panorama tampoco es alentador, ya que de los 66 diputados que conforman este órgano, el oficialismo contaba con 34, es decir, la mitad más uno, pero su peso aumentaba hasta 40 curules gracias a sus aliados.

El domingo, en cambio, Morena perdió por lo menos 12 diputaciones por lo que, si bien todavía aspira a tener una mayoría simple después del reparto final de escaños que se definirán durante el fin de semana, el Gobierno se verá obligado a negociar con otras fuerzas políticas. 

Teorías

En los 24 años que la izquierda ha gobernado la Ciudad de México de manera ininterrumpida, avanzó en el otorgamiento de derechos como la legalización de la interrupción voluntaria del embarazo, el matrimonio igualitario y la muerte asistida, entre otros.

Por ello, en cuanto se confirmó el inesperado avance opositor en la capital, comenzaron las especulaciones sobre un supuesto giro ideológico, así como motivos más específicos que terminaron convenciendo al electorado de elegir otra opción política.

Uno de los más importantes es la tragedia que se vivió el pasado 3 de mayo, apenas un mes antes de las elecciones, cuando se desplomó un tren del metro y provocó la muerte de 26 personas. El halo de corrupción que siempre cubrió la construcción de la Línea 12 revivió tanto como las críticas al Gobierno y a varios de los funcionarios responsables de esa obra que hoy siguen ocupando puestos de poder, principalmente el canciller Marcelo Ebrard.

La jefa de Gobierno resintió especialmente el impacto político del siniestro, ya que su popularidad mermó del 45 % al 35 %, uno de los niveles más bajos de sus casi tres años de gestión. El manejo de la crisis y la derrota en las elecciones debilitó también su posicionamiento como precandidata rumbo a las presidenciales de 2024.

Otro factor de peso ha sido la permanente confrontación del Gobierno nacional y local con los colectivos feministas, que tienen una fuerte presencia e influencia en la capital y cuyas movilizaciones suelen terminar con represiones contra las manifestantes y denuncias de violencia institucional. La alianza natural que se esperaba entre el movimiento de mujeres y un presidente y una jefa de Gobierno progresistas se convirtió en una persistente tensión.

La Ciudad de México es uno de los epicentros de la vida cultural y científica del país, dos sectores con los que el oficialismo también entró en pelea con constantes descalificaciones y recortes presupuestales.

A lo externo, además, se suman los pleitos internos en Morena. El caso más concreto es el de la delegación Cuauhtémoc, en donde Dolores Padierna, una política de larga trayectoria, sufrió una derrota abrumadora que nadie esperaba frente a Sandra Cuevas, quien, a pesar de que fue postulada por la alianza opositora, en realidad es una exmorenista que proviene del grupo de Ricardo Monreal, el líder del oficialismo en el Senado que, en este caso, prefirió jugar en contra de su propio partido porque había quedado inconforme con las candidaturas.

No es el único caso, pero los pases de factura en Morena recién comienzan.

Cecilia González

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Lluvias en Colombia se han recrudecido en los últimos 10 años

La tendencia acuse que la cantidad de lluvia ha venido aumentado. Riesgos y desastres también.

ONU: el cambio climático móvil ya más desplazados que los conflictos

El año caducado hubo 23,7 millones de desplazamientos por desastres como tormentas e inundaciones.

Nieve en Sumapaz: las sorprendentes imágenes de la nevada en Bogotá

El inusual fenómeno sorprendió a los habitantes de la zona agreste de la capital del país.

Parlamento de Ecuador convoca debatir destitución presidente

El presidente de la congregación Nacional (Parlamento) de Ecuador, Virgilio Saquicela, convocó para este sábado por la tarde una sesión para debatir como único punto del día un pedido de destitución del presidente, Guillermo Lasso, quien lo ha facultado de un intento de golpe de Estado en su contra.La convocatoria, confirmada por Efe, fue realizada este viernes a petición de al menos un tercio de los asambleístas bajo la causal de bajo conmoción interna debido a la ola de protestas contra el alto costo de la vida y las políticas económicas del Gobierno de Lasso. RELACIONADAS Resto del mundo Lasso denuncia un intento de golpe de Estado detrás de las protestas en Ecuador La activación del procedimiento de destitución presidencial ya había sido anticipada este viernes por la mañana por un grupo de asambleístas afines al expresidente Rafael Correa y por un sector del movimiento indigenista y plurinacional Pachakutik, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), principal promotora de las protestas.La sesión del Legislativo ecuatoriano se desarrollará en la sede de la congregación, a escasa distancia de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y del aledaño parque de El Arbolito, que durante los dos últimos días ha sido escenario de un enfrentamiento casi constante entre manifestantes y fuerzas de seguridad. RELACIONADAS Resto del mundo Rafael Correa propone una recogida de firmas para revocar al actual presidente de Ecuador La ley orgánica de la congregación obliga a que la sesión para debatir la destitución presidencial se convoque en menos de 24 horas desde la presentación de la solicitud, y a ella también está convocado el mismo presidente para exponer sus alegaciones.72 horas para votarLuego del debate, el Parlamento tiene 72 horas para votar la continuidad del apoderado, para lo que requiere una mayoría de dos tercios, equivalente a 92 de los 137 asambleístas.En caso de conseguirlo, el vicepresidente asumiría la Presidencia y el Consejo Nacional Electoral (CNE), en un plazo de siete días tras publicada la resolución, convocaría para una misma fecha a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas. RELACIONADAS América Latina Escala la protesta social en Ecuador y se posterga la posibilidad de diálogo En un mensaje a la nación difundido en televisión y redes sociales, Lasso denunció este viernes un intento de golpe de Estado promovido por los líderes de las protestas e hizo "un llamado a la comunidad internacional para advertir este intento de desestabilizar la democracia en el Ecuador".El apoderado acusó al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, principal promotor de las movilizaciones, de buscar "el derrocamiento del Gobierno"El gobernante agradeció el apoyo ya anticipado de grupos parlamentarios de la oposición como Izquierda Democrática, el Partido Social Cristiano y una parte de Pachakutik, lo que permitiría ganar la moción y quedarse en el poder.Doce días de protestasLas protestas comenzaron el 13 de junio convocadas principalmente por la Conaie, aunque luego también se adhirieron otras organizaciones de campesinos, así como sindicatos y federaciones de estudiantes. RELACIONADAS América Latina Almagro pide diálogo en Ecuador y advierte "discursos golpistas" contra Lasso RELACIONADAS América Latina Ecuador cumple una semana de protestas con el primer manifestante fallecido Desde el movimiento indígena se exige el cumplimiento de un pliego de diez demandas, entre ellas que se reduzcan y congelen los precios de los combustibles, que se controlen los precios de los productos de primera necesidad, que no se privaticen empresas estatales y que no se amplíe la actividad petrolera y minera en la Amazonía.Hasta el momento la movilización deja un ganga de cinco fallecidos y no menos de 200 heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, así como más de 100 detenciones, según organizaciones de derechos humanos.

Lee también

Artículos relacionados