«Los intentos de suicidio en menores se han doblado en los últimos tres meses»

  • La jefa de Psiquiatría de Sant Joan de Déu, Montse Dolz, advierte de un agravamiento sin precedentes de la salud mental de los niños y adolescentes que irá a peor
  • Las urgencias psiquiátricas han aumentado un 47% con respecto a la época prepandémica: hay más ansiedad, depresión y trastornos alimentarios

El pasado 1 de mayo, la Jefa del Área de Salud Mental del Hospital Sant Joan de Déu (Esplugues de Llobregat), Montse Dolz (Barcelona 1971), alertaba en EL PERIÓDICO de que, en niños y adolescentes, los intentos de suicidio habían aumentado un 27% y las urgencias psiquiátricas, un 36%. Durante este último mes, estas cifras han seguido creciendo de manera alarmante. Son los efectos de la pandemia de covid-19 en la salud mental de uno de los colectivos más vulnerables de la población.

¿Cuánto han subido las tentativas de suicidio en niños y adolescentes? Si comparamos las cifras de dos o tres meses atrás con respecto a los dos o tres meses previos a la pandemia, vemos que las tentativas de suicidio se han doblado. Si antes veíamos unas 30 al mes, ahora vemos unas 80.

O sea, se han más que doblado. Un poco más que doblado, sí. En enero de 2020 vimos 31 intentos de suicidio en menores. En enero de este año, 83. En febrero de 2020 vimos 45; en febrero de este año, 70. El número es aproximado, es más importante la tendencia. Y la tendencia es que, con respecto a antes de la pandemia, las tentativas de suicidio se han doblado e incluso un poco más.

¿Cuándo empezó a agravarse la situación? Cuando comenzó la pandemia, había muy pocas urgencias no relacionadas con el covid-19. En verano tampoco hubo muchísimas… La cosa empezó a dispararse con el inicio del curso escolar, en septiembre u octubre, y, sobre todo, a partir de este 2021. Llevamos algunos meses, dos o tres, en que las tentativas se han disparado. Sobre todo las últimas semanas. Y, además, tampoco hemos llegado ya a una situación de estabilidad o de bajada. Aún estamos subiendo.

«Con un estrés sostenido en el tiempo, la cabeza se cansa y comienza a fallar»

Es impactante que se hayan doblado las tentativas de suicidio. Es impactante la cifra, sí. También es importante saber que el número total de tentativas tampoco es tan alto, pese a que sí es preocupante porque se ha doblado. Estos niños que intentan quitarse la vida son de todas las clases sociales y procedencia. Vienen porque, o bien han manifestado de forma muy clara que piensan en eso [en quitarse la vida], o bien han actuado en esta línea.

¿Qué ha pasado en las últimas semanas? Al inicio, el confinamiento domiciliario funcionó bien. Las personas pudieron aguantarlo porque el estrés era agudo, pero el problema es cuando se vuelve crónico, cuando no acabas de saber cuándo acabará y cuando las estrategias de contención van fracasando. Con un estrés sostenido en el tiempo, la cabeza se cansa y comienza a fallar. Además, al estresor inicial -el confinamiento domiciliario- se han añadido otros, como la incertidumbre económica o las muertes. Al inicio había un motivo de estrés agudo. Desde hace unos meses, son diferentes motivos los que hacen sufrir o estresan a la población. Y, además, duran mucho en el tiempo. Este es el porqué.

Y a los menores les ha afectado más todo esto. Los niños más pequeños retornaron completamente a la escuela, pero determinadas franjas de edad, como los de bachillerato, hicieron mucha clase telemática, con mucha menos normalidad. La socialización, la vida ordinaria, los referentes de la escuela, de la actividad deportiva… son importantísimos. Es una franja de nuestra vida en que nos construimos con los referentes que tenemos. Estas tentativas de suicidio nos hablan de que hay un grueso de la población que tiene mucha ansiedad, mucho malestar.

«Los niños que intentan quitarse la vida tienen entre 14 y 18 años»

¿Cuál es la media de edad de estos niños que intentan quitarse la vida? Son adolescentes entre los 14 y los 18 años.

¿Y son niños que antes de la pandemia ya tenían problemas? Deberíamos hacer un análisis con mayor profundidad para responderte a esto, pues de momento tenemos datos incipientes. Pero entre quienes vienen a urgencias hay un poco de todo. Está el paciente ya conocido, con un historial de salud mental y que con la pandemia ha empeorado, pero también el paciente nuevo que consulta por primera vez y que no ha llegado a ir al pediatra, al médico de cabecera o al psicólogo y que viene a urgencias por una tentativa de suicidio.

¿Han aumentado también las urgencias psiquiátricas en menores? Sí. Un 47% ya con respecto al período prepandémico. La última cifra que teníamos [del 1 de mayo] era de un 36%.

¿Por qué acuden? Los pacientes vienen a las urgencias sobre todo por síntomas relacionados con la ansiedad. A veces son somatizaciones. También vemos niños no han podido volver a la escuela porque no se ven capaces, por ejemplo. Y otro motivo es el trastorno de la conducta alimentaria: niños que dejan de comer o comen muy poco. También tentativas o ideaciones de suicidio, de quererse hacer daño.

¿Qué síntomas describen estos menores? Depende. Los que tienen ansiedad explican crisis de angustia, palpitaciones, incapacidad para respirar… Los que se quedan en casa también tienen ansiedad y dicen que no pueden ir a la escuela, que no pueden caminar, que les da mucho miedo. Dolores de cabeza, vómitos… Ansiedad en todas sus manifestaciones. Los que están deprimidos se muestran apáticos, semi-irritables, no tienen ganas de nada, están muy tristes, lloran. Dicen que no quieren vivir. Los que tienen un trastorno de la conducta alimentaria piensan que están muy gordos cuando en realidad no es así; tienen miedo de comer. Los padres los traen porque han perdido cinco kilos en un mes.

«Este estrés ha hecho aparecer una sintomatología que costará mejorar»

¿Mejorará la caída del estado de alarma esta situación de nuestros jóvenes? Hombre, yo creo que la cosa irá a mejor. La vuelta a la normalidad debería ayudar a todo este colectivo, pese a que la situación es desestabilizante. Eso sí, este estrés ha hecho aparecer una sintomatología que costará mejorar. Tendremos trabajo para hacer que mejoren los que ya se han puesto mal, pero la progresiva normalización sí hará que haya menos incidencia de casos nuevos.

Noticias relacionadas

¿Qué consecuencias tendrá todo esto a largo plazo? Yo no tengo una bola de vidrio. Pero es evidente que invertir en la salud mental, en la resiliencia de los niños y jóvenes, es lo más eficiente para el sistema sanitario. Acaba reportándole un ahorro. Si tenemos un grupo que está mostrando síntomas preocupantes y no hacemos nada, ello tendrá un impacto global. En Sant Joan de Déu hemos puesto en marcha todo un plan de choque en urgencias y ahora pondremos otro de proximidad para los trastornos alimenticios. Hay consultas que vemos en urgencias que no pueden esperar.

¿Hay medios para atender a toda esta población enferma? Nuestro sistema de salud mental es bastante robusto, tenemos una red de centros de salud mental infanto-juvenil (CSMIJ) amplia. Si la comparamos con otros territorios del Estado, es infinitamente más grande. Pero, cuando hay un aumento muy importante de casos, el sistema sufre. En estos momentos, vamos justos y el sistema está un pelo desbordado, pero creo que acabará dando respuesta.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas noticias

Lluvias en Colombia se han recrudecido en los últimos 10 años

La tendencia acuse que la cantidad de lluvia ha venido aumentado. Riesgos y desastres también.

ONU: el cambio climático móvil ya más desplazados que los conflictos

El año caducado hubo 23,7 millones de desplazamientos por desastres como tormentas e inundaciones.

Nieve en Sumapaz: las sorprendentes imágenes de la nevada en Bogotá

El inusual fenómeno sorprendió a los habitantes de la zona agreste de la capital del país.

Parlamento de Ecuador convoca debatir destitución presidente

El presidente de la congregación Nacional (Parlamento) de Ecuador, Virgilio Saquicela, convocó para este sábado por la tarde una sesión para debatir como único punto del día un pedido de destitución del presidente, Guillermo Lasso, quien lo ha facultado de un intento de golpe de Estado en su contra.La convocatoria, confirmada por Efe, fue realizada este viernes a petición de al menos un tercio de los asambleístas bajo la causal de bajo conmoción interna debido a la ola de protestas contra el alto costo de la vida y las políticas económicas del Gobierno de Lasso. RELACIONADAS Resto del mundo Lasso denuncia un intento de golpe de Estado detrás de las protestas en Ecuador La activación del procedimiento de destitución presidencial ya había sido anticipada este viernes por la mañana por un grupo de asambleístas afines al expresidente Rafael Correa y por un sector del movimiento indigenista y plurinacional Pachakutik, brazo político de la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie), principal promotora de las protestas.La sesión del Legislativo ecuatoriano se desarrollará en la sede de la congregación, a escasa distancia de la Casa de la Cultura Ecuatoriana y del aledaño parque de El Arbolito, que durante los dos últimos días ha sido escenario de un enfrentamiento casi constante entre manifestantes y fuerzas de seguridad. RELACIONADAS Resto del mundo Rafael Correa propone una recogida de firmas para revocar al actual presidente de Ecuador La ley orgánica de la congregación obliga a que la sesión para debatir la destitución presidencial se convoque en menos de 24 horas desde la presentación de la solicitud, y a ella también está convocado el mismo presidente para exponer sus alegaciones.72 horas para votarLuego del debate, el Parlamento tiene 72 horas para votar la continuidad del apoderado, para lo que requiere una mayoría de dos tercios, equivalente a 92 de los 137 asambleístas.En caso de conseguirlo, el vicepresidente asumiría la Presidencia y el Consejo Nacional Electoral (CNE), en un plazo de siete días tras publicada la resolución, convocaría para una misma fecha a elecciones legislativas y presidenciales anticipadas. RELACIONADAS América Latina Escala la protesta social en Ecuador y se posterga la posibilidad de diálogo En un mensaje a la nación difundido en televisión y redes sociales, Lasso denunció este viernes un intento de golpe de Estado promovido por los líderes de las protestas e hizo "un llamado a la comunidad internacional para advertir este intento de desestabilizar la democracia en el Ecuador".El apoderado acusó al presidente de la Conaie, Leonidas Iza, principal promotor de las movilizaciones, de buscar "el derrocamiento del Gobierno"El gobernante agradeció el apoyo ya anticipado de grupos parlamentarios de la oposición como Izquierda Democrática, el Partido Social Cristiano y una parte de Pachakutik, lo que permitiría ganar la moción y quedarse en el poder.Doce días de protestasLas protestas comenzaron el 13 de junio convocadas principalmente por la Conaie, aunque luego también se adhirieron otras organizaciones de campesinos, así como sindicatos y federaciones de estudiantes. RELACIONADAS América Latina Almagro pide diálogo en Ecuador y advierte "discursos golpistas" contra Lasso RELACIONADAS América Latina Ecuador cumple una semana de protestas con el primer manifestante fallecido Desde el movimiento indígena se exige el cumplimiento de un pliego de diez demandas, entre ellas que se reduzcan y congelen los precios de los combustibles, que se controlen los precios de los productos de primera necesidad, que no se privaticen empresas estatales y que no se amplíe la actividad petrolera y minera en la Amazonía.Hasta el momento la movilización deja un ganga de cinco fallecidos y no menos de 200 heridos entre manifestantes y fuerzas de seguridad, así como más de 100 detenciones, según organizaciones de derechos humanos.

Lee también

Francia comienza primera ronda de comicios presidenciales

Los franceses acudían a los centros electorales el domingo en todo el país para la primera ronda de la votación presidencial donde hasta 48 millones de personas elegirán entre 12 candidatos.El director Emmanuel Macron busca un segundo mandato de cinco años pero enfrenta un gran desafío de la ultraderecha.Los centros de votación abrieron a las 8 de la mañana y cerrarán a las 7 de la noche (1700 GMT) en la mayoría de los lugares, y hasta las 8 de la noche en algunas ciudades más grandes. Francia tiene un sistema manual de voto: los ciudadanos deben depositar personalmente las boletas, que después son contadas a mano.Si ningún candidato obtiene más de la mitad de los votos nacionales, se celebrará una segunda ronda el domingo 24 de abril.Votantes abrigados contra el frío de abril hicieron fila antes de la hora de apertura en un centro electoral al sur de París. Una vez dentro, colocaron sus boletas de papel en sobres y después en cajas transparentes, algunos con mascarillas y gel desinfectante como prevención contra el COVID-19.Muchos candidatos hicieron visitas tempranas a sus propios colegios electorales, sonriendo a los periodistas.https://resources.diariolibre.com/images/2022/04/10/marine-le-pen-y-otro-de-pie-866cf13e.jpgLa candidata ultraderechista Marine Le Pen vota en un colegio electoral de la localidad de Henin-Beaumont en el norte de Francia este domingo durante la primera ronda de las elecciones presidenciales. (EFE/ STEPHANIE LECOCQ)Valerie Pecresse, del Partido Republicano, emitió su voto en Velizy-Villacoublay, al suroeste de París, mientras que la líder de extrema derecha Marine Le Pen votó en Henin-Beaumont, una ciudad en el norte de Francia a 190 kilómetros (120 mieles) al noreste de París. Macron y su esposa sufragaron en la localidad de Le Touquet, en el norte de Francia.Además de Macron, entre los candidatos mejor posicionados para llegar al Elíseo son Le Pen y el combativo líder de ultraizquierda Jean-Luc Melenchon.Durante meses, pareció que el centrista Macron tenía en el faltriquera la victoria para convertirse en el primer director de Francia en 20 años que obtenía un segundo mandato. Pero la imagen se hacía menos clara conforme la campaña entraba en la recta final, y el golpe de la inflación sobre los precios del combustible, la comida y la energía se convertía en el tema principal de la campaña en muchos hogares de bajos ingresos. Eso podría llevar a los votantes a los brazos de Le Pen, la némesis política de Macron. RELACIONADAS Macron, favorito para su reelección, vota junto a su esposa en Le Touquet Macron derrotó a Le Pen en 2017 para convertirse en el director más joven del país. La victoria del exbanquero, que ahora tiene 44 años, se interpretó como un triunfo contra la política populista y nacionalista tras la elección de Donald Trump en Estados Unidos y la votación británica a favor de entregarse la Unión Europea, ambas en 2016.El populista Viktor Orban obtuvo hace unos días un habitación mandato consecutivo como primer ministro de Hungría, y ahora las miradas se han vuelto hacia los revitalizados candidatos franceses de ultraderecha, especialmente la líder del Frente Nacional, Le Pen, que quiere prohibir el empleo del hiyab musulmán en las calles y las carnicerías halal y kosher, y reducir de forma drástica la inmigración de fuera de Europa. Estas elecciones podrían transformar la identidad francesa tras la II Guerra Mundial e indicar si el populismo europeo está en una tendencia de auge o de declive.Por su parte, una victoria de Macron se percibiría como una de la Unión Europea. Los observadores señalan que la reelección del mandatario haría más probable un aumento de la cooperación y la inversión en seguridad y defensa europeas, especialmente con un nuevo gobierno alemán europeísta.Con una guerra en el flanco oriental de la UE, los votantes franceses decidirán en unas presidenciales con implicaciones internacionales. Francia es la segunda economía del bloque de 27 países, la única con derecho de reprobación en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas y su única potencia nuclear. Y mientras el director de Rusia, Vladimir Putin, continúa con la guerra en Ucrania, el poder de Francia será un factor en la respuesta europea.La guerra de Rusia en Ucrania ha ofrecido a Macron la oportunidad de demostrar su influencia en el panorama internacional y su posición a favor de la OTAN en los debates electorales. Macron es el único de los favoritos que apoya la alianza, mientras que los demás tienen conceptos distintos del papel de Francia en ella. Melenchon es uno de los que quiere entregarsela por completo, con el movimiento de que no aporta más que disputas e inestabilidad.Una salida francesa asestaría un duro golpe a la alianza, construida hace 73 años para proteger a sus miembros de la Guerra Fría.

Artículos relacionados